El blog de Footbie, tu comunidad de vídeos de fútbol. Compartiremos todas las novedades relacionadas con la plataforma y la comunidad.

Ya no quedan One-Club Man

El término inglés “One-Club Man” denomina a aquellos jugadores que han desarrollado toda su carrera profesional en el mismo equipo. Francesco Totti, Ryan Giggs, Paolo Maldini, Rogerio Ceni o Fran son algunos grandes futbolístas que nunca quisieron dejar su ‘casa’. Otros, como los mencionados a continuación, empañaron ese status por dinero.

Pelé

Edson Arantes do Nascimento es considerado por méritos propios uno de los mejores jugadores de la historia. Tres campeonatos del mundo ganados con Brasil son prueba suficiente de ello. Tras una vida en Santos (19 temporadas), Pelé comenzó su labor de marketing con un movimiento al New York Cosmos de la NASL de Estados unidos. No fue el único gran jugador en sucumbir al poder de la franquicia neoyorquina, ya que Franz Beckenbauer también puso rumbo a Norte América. Un final cinematográfico para una carrera plagada de éxitos.

 

Xavi Hernández

Xavi ha sido el paradigma de una generación dorada que ha logrado éxitos anteriormente impensables para el fútbol español. Sin embargo, cuando las piernas dejaron de funcionar a la misma velocidad que la mente, como quedó evidenciado en el aciago Mundial de 2014, Xavi se vio obligado a dejar el Barcelona y buscar acomodo en un fútbol menos exigente, pero bastante lucrativo, recalando en Al Sadd de Catar. Allí sigue deleitando con su juego de toque, en un contexto que le permite brillar cuando se lo propone.

Alessandro Del Piero

Pinturicchio debutó en la Juventus en 1993, pero antes de jugar en la Vecchia Signora, jugó dos años en el Padova. Antes de retirarse, tras haber pasado 19 años en el club de Turín, recaló en las filas del Sydney FC, donde marcó 24 goles en 48 partidos. Sin embargo, no fue Australia el país más exótico en el que jugaría el legendario atacante Italiano, ya que colgaría las botas en la India, concretamente en el Dehli Dynamos.

John Terry

Único superviviente a la llegada de Abramovich y sus millones, John Terry ha sido el símbolo del Chelsea durante años. Canterano del club, su liderazgo y capacidad de superación llevó al equipo londinense al ansiado título de Champions League. Sin embargo, el fútbol de élite no hace amigos, y tras casi dos décadas en Stamford Bridge, Terry tuvo que poner rumbo a Birmingham, para jugar en el Aston Villa de segunda división. No obstante, sus lazos con el Chelsea se mantienen intactos, y para la grada siempre será el ‘Capitán, Líder y Leyenda’.

Raúl González

Canterano del Atlético de Madrid, Raúl recaló en el Real Madrid siendo muy joven después de que Jesús Gil decidiera eliminar las categorías inferiores del club colchonero. Desde su debut de la mano de Jorge Valdano, Raúl se convirtió en un referente del club blanco. Durante años fue el máximo goleador del equipo, pero su declive y la llegada de estrellas extranjeras al club de la capital española terminó por propiciar una amarga salida al Schalke, en el que siguió marcando goles. Su último club sería el Al Sadd de Catar.

Steven Gerrard

Apodado ‘Captain Fantastic’, Gerrard surgió de la academia Red y se mantuvo 17 temporadas en el primer equipo, ganando numerosos trofeos tanto individuales como colectivos, incluyendo la Champions League obtenida de forma épica frente al AC Milan. Sin embargo, nunca fue capaz de levantar la Premier League. Pese a las múltiples ofertas de grandes clubes que le llegaron año tras año, Gerrard se mantuvo fiel al Liverpool hasta que en 2015 se marchó a la MLS para jugar una temporada en el LA Galaxy.

 

 

Iker Casillas

El debut de Iker Casillas se produjo de manera casual. Las lesiones de Illgner y Bizarri obligaron al joven canterano a ponerse bajo los palos ante el Athletic, y ya nadie le robaría el puesto en la portería del Real Madrid, por lo menos, hasta la llegada de Mourinho al club-. La controversia generada con el entrenador portugués precipitaron un adiós prematuro en forma de fichaje por el Porto.


No hay comentarios.

Responde